El triunfo que descolocó a los oligopolios de la palabra | Séptimo informe de la Red de Observatorios Universitarios de Medios

El triunfo que descolocó a los oligopolios de la palabra

En su séptimo informe, la Red de Observatorios Universitarios de Medios marca el antes y el después de las elecciones primarias. ¿Cuáles fueron las estrategias discursivas que se desmoronaron ante la contundencia de la decisión popular?

Ya nada será igual para los medios concentrados argentinos. Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), celebradas el pasado 14 de agosto, señalaron un punto de inflexión significativo porque fue la propia ciudadanía, con su participación democrática, la que logró traumatizar la capacidad disciplinante de los aparatos oligopólicos.

En el último informe de la Red de Observatorios Universitarios de Medios, que abarca los análisis realizados durante la primera quincena de agosto, se da cuenta de una serie de estrategias y operaciones que no resistieron el peso de la realidad. La investigación destaca los resultados obtenidos sobre los diarios Clarín y La Nación (Buenos Aires), Los Andes y UNO (Medoza), El Tribuno (Salta) y La República (San Luis).

Una de esas estrategias, que se advirtió en la mayoría de los medios observados, estuvo orientada a desalentar la concurrencia a las urnas.

“Las primarias abiertas del domingo 14 son similares a una gran encuesta o, en términos deportivos, como un partido amistoso en el que no se juega por los puntos”, aseguró el diario Los Andes, uno de los medios que más insistió en ese sentido.

La República, por su parte, se expresó en términos análogos, mientras que Clarín y El Tribuno apuntaron en los días previos a crear la sensación de que los comicios contarían con una baja participación.

El fracaso fue evidente, ya que votó casi el 78 por ciento del padrón. Sin embargo, no faltaron los medios que trataron de “ensuciar la jornada electoral por la supuesta falta de boletas en algunos distritos”, como La Nación; o los que construyeron “una representación de votantes fácilmente manipulables por la ‘coacción’ de los planes sociales del gobierno nacional”, como El Tribuno.

Casi todos relativizaron las encuestas de intención de voto que le adjudicaban una amplia ventaja a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, apoyándose en especulaciones sobre la dirección que tomaría el “voto del campo” y en los resultados de las elecciones anticipadas de la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Esto fue acompañado por una sistemática operación de desgaste contra el Gobierno nacional con acusaciones y descalificaciones de todo tipo, así como con acciones desinformativas.

Sólo UNO destacó antes de las primarias que la imagen positiva de Cristina superaba el 40 por ciento y que en octubre la mandataria podría ser reelecta sin la necesidad de un balotaje. Incluso después del 14, a diferencia de los otros medios analizados, el diario insignia del grupo Vila-Manzano “se amoldó al escenario electoral sin retacear el impacto del triunfo electoral del kirchnerismo”.

No obstante, el informe advierte que este comportamiento responde a “una decisión táctica asumida desde un conglomerado mediático controlado por una facción del peronismo que se sujeta a las determinaciones políticas actuales, aún cuando éstas representen un modelo que colisiona con su mirada estratégica”.

“Otro aspecto que justifica la línea asumida por UNO es la competencia económica que mantiene con Los Andes, propiedad del Grupo Clarín y visible ordenador del discurso opositor. Esa diferenciación es, a la vez, una necesidad económica y política”, concluye la investigación.

DESCARGAR INFORME COMPLETO

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: